TEL. 91 277 71 02 whatsapp 610 08 54 99
Envíanos un correo o WhatsApp y nosotros te llamamos
email: citas@svmedical.es
C/ Alonso Cano, 4 Bajo A. 28010 Madrid

 

 

  • Inicio
  • Oligoelementos: Qué y Para Qué

Blog de Medicina Estética & Odontología de la Dra. María José Soria

Dra. María José Soria Vizcaíno. Licenciada en Medicina y Odontología por la Universidad Complutense de Madrid. Máster en Medicina Estética por la Universidad Rey Juan Carlos. Especialista en Odontología Estética. Directora médica de SV medical Medicina Estética & Odontología en Madrid.

Publicado por en en Medicina Estética
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 2319
  • 0 Comentarios
  • Imprimir

Oligoelementos: Qué y Para Qué

Los seres vivos estamos compuestos, básicamente, de cuatro elementos: carbono, hidrógeno oxígeno y nitrógeno. Hay otros siete elementos en el cuerpo humano de gran importancia para la vida. Necesitamos algunos miligramos diarios de estos elementos y son, ordenados según su abundancia en el organismo:

  1. Calcio
  2. Fósforo
  3. Potasio
  4. Azufre
  5. Sodio
  6. Cloro
  7. Magnesio

Y hay todavía otros nueve que existen en una ínfima proporción; de los cuales debemos consumir apenas unos microgramos al día. A éstos  se los denomina “trazas”: manganeso, hierro, cobalto, níquel, cobre, zinc, selenio, molibdeno y yodo.

A los dos grupos se los conoce bajo el nombre común de oligoelementos (oligos, en griego, significa “escaso”).

El rol de los oligoelementos en la nutrición humana es bien aceptado por los nutricionistas; pero de algunos elementos aún no se sabe cómo funcionan en el cuerpo. Lo que sí se sabe es que se necesitan en una cantidad ínfima, pero ni más ni menos. Si no obtenemos de la dieta diaria esos pocos microgramos, nos sobrevienen graves problemas.

Si la insuficiencia de un oligoelemento nutriente puede resultar en una enfermedad mortal, ingerirlos en exceso (más de unos microgramos) también nos trae problemas, pues son tóxicos para el hígado.

Por suerte, los nutrientes esenciales están ampliamente distribuidos en los alimentos. Normalmente, podemos obtenerlos en cantidad suficiente si consumimos una dieta variada. Veamos de dónde podemos obtener los 7 principales y el porqué de su importancia.

Calcio: Lo obtenemos de los lácteos, los vegetales de hoja verde, los huevos y las nueces. Aparte de necesitarlo para los huesos, es fundamental para el corazón y demás músculos. 

Fósforo: Presente en las carnes rojas y blancas, lácteos, avena y arroz. Es esencial para la producción de energía (molécula de ATP) y es parte constitutiva del ADN.

Potasio: Las legumbres, las bananas, el tomate, las lentejas y los granos enteros contienen este electrolito esencial para la electricidad celular.

Azufre: Huevos, queso, legumbres, ajo, cebolla y frutos secos contienen este componente precursor de varias proteínas. Está presente en la queratina del pelo y de las uñas. Cuando falta, se retarda el crecimiento.       

Sodio: Uno de los dos elementos de la sal común, pero también disponible en la leche, las espinacas y frutos del mar. Es otro electrolito esencial.

Cloro: El otro componente de la sal de mesa, es necesario para la producción del ácido estomacal.

Magnesio: Chocolate, nueces, semillas (lino, girasol, sésamo)  y soja son los principales aportantes de magnesio dietético que necesitamos para las reacciones químicas metabólicas. 

Comentarios

  • No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Invitado Lunes, 26 Agosto 2019